Jugando con fuego

Dos reporteros gráficos detenidos a la puerta de su casa por supuestos delitos de atentado contra la autoridad durante las manifestaciones del 25-A en Madrid. Al margen de la credibilidad que pueda tener la acusación que recae sobre Raúl Capín y Adolfo Luján, sorprenden las formas. Si es tan evidente que participaron o alentaron agresiones a policías de paisano infiltrados entre los manifestantes, ¿por qué no se procedió a su detención en el mismo momento?

Esperar un mes, cuando a los alborotadores se les suele trasladar a comisaria directamente desde el lugar de la protesta en cuanto se producen los hechos, da la impresión de que se trata de una circunstancia diferente. Si la única distinción es que son trabajadores de la información en lugar de ciudadanos anónimos, la diferencia de proceder es aún más preocupante. Recuerda a otras épocas en las que se buscaba a la gente en sus casas si desentonaban con lo establecido.

Foto tomada por Raúl Capín en una manifestación por la enseñanza pública.

Sin ánimo de comparar el momento actual a otro pasado o a lo que sucede ahora mismo en otros lugares del mundo, es un hecho que el  contexto en que trabajan los profesionales de la información en nuestro país no es el mejor. Máxime cuando a uno de los acusados se le atribuye el delito de calumnias en facebook por acusar a la policía de iniciar las protestas para desestabilizar las protestas. Uno se pregunta dónde sitúa esto el límite de la libertad de expresión. Sorprende porque ésta no es una acusación nueva, ni tampoco aislada puesto que se repite cada vez que se producen incidentes en una manifestación. ¿O es que ya no se puede opinar de según qué cosas?

Estando como estamos en un momento sumamente delicado y, si de verdad hay voluntad de no recortar también los derechos que no implican gasto público y, además, de que no parezca que así es, habría que tener un especial cuidado en como se actúa en estas circunstancias. Que el partido dominante en nuestro país sea la única facción que vote en contra de un informe por la libertad de prensa en el Parlamento Europeo tampoco ayuda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s